Europa prepara sus sistemas de seguridad cibernéticos para defender su red sanitaria

Un ciberataque internacional ha puesto en peligro el funcionamiento de todo la red sanitaria europea. Las cadenas de televisión han interrumpido sus programaciones para informar a la población de lo que está ocurriendo. Toda Europa está en pánico.

Lo que hoy ha sido tan solo un simulacro en el que han participado cerca de un millar de informáticos, jefes de seguridad hospitalaria y todo tipo de expertos de 29 países de Europa, es una amenaza real que tiene preocupados a los Estados debido a la vulnerabilidad de sus sistemas de salud.

Y es que, según Recorded Future, este tipos de ataques han aumentado solo en Alemania de 60 a 110, lo que significa un 83% en el periodo de 2020 a 2021.

El simulacro se ha celebrado en Atenas este miércoles en la sede central de la Agencia Europea de Seguridad de las Redes y de la Información (ENISA), y en él han intervenido más de 800 participantes de toda Europa.

MIRA: ¿Cómo liberar espacio en tu teléfono en pocos segundos y sin tener que descargar apps?

En esta simulación, las agencias de ciberseguridad se enfrentaron a dos perfiles de atacantes: grupos criminales que buscan lucrarse económicamente revendiendo la información obtenida o algún agente externo que busca difamar a la Unión Europea.

El primer día consistió en identificar y resolver distintos ataques contra la red de hospitales europeos, que pasaron de ser pequeñas incursiones cibernéticas muy localizadas para acabar en ataques masivos a gran escala.

Al mismo tiempo, se lanzaba una campaña de desinformación encaminada a manipular los historiales médicos de los atletas olímpicos europeos.

Los participantes debían identificar las instituciones afectadas, bloquear el acceso que tengan los atacantes y captar la gravedad de la situación.

También se simularon las actuaciones de los medios de comunicación y las reacciones en las redes sociales con el objetivo de estar más preparados contra la desinformación.

Durante el segundo día se simulará una gran crisis cibernética europea en la que se amenacen los datos médicos de los ciudadanos a la vez que se lanza una campaña para desacreditar a los implantes médicos.

MIRA TAMBIÉN: La escritura y la arqueología del futuro: el legado de la humanidad, por Tomás Unger

“En ataques como estos, la información sanitaria de cualquier ciudadano europeo puede verse secuestrada con el fin de revenderla y ganar dinero, pero además, pueden causar una disrupción en los servicios sanitarios”, dijo Juhan Leppassaar, director el Director Ejecutivo de ENISA durante una rueda de prensa.

Las simulaciones están “inspiradas” en situaciones reales, algunas ocurridas en plena pandemia.

Sin embargo, no ha habido tiempo de actualizar los datos y ajustarlos a la realidad surgida tras la invasión rusa de Ucrania debido a la enorme planificación que conlleva el ejercicio y a la urgencia del mismo, según ha afirmado Christian Van Hearck, Jefe del Sector de Ejercicios y Entrenamiento de ENISA.

Leppassaar ha asegurado que lo realmente importante de estos ejercicios es aprender de los fallos y aciertos detectados, y no centrarse tanto en lo bien que salga la simulación.

El último ejercicio fue realizado en 2018 y 900 personas de todos los países de la Unión Europea trataron de resolver problemas relacionados con posibles ciberataques provocados por diferentes movimientos radicales, que se encontraban en auge en aquel momento.

Leave a Reply